Hemos llevado a cabo el proyecto de reforma integral de un antiguo piso tratando de conseguir gran amplitud de espacio y de sacar el máximo partido a la luz natural de las estancias. Este inmueble, ubicado en el bilbaíno barrio de Uribarr y cercano al epicentro de la ciudad por la proximidad al Casco Viejo y al Ayuntamiento, es perfecto para una primera vivienda.
Hemos querido llenar los espacios de gran calidez y para ello hemos apostado por tonos claros y neutros en los materiales. Además, hemos querido dar un contrapunto con mucho estilo a través de detalles de decoración modernista. Un espacio perfecto para una pareja joven que quiera hacer de esta vivienda su primer hogar.